Accesorios de bebés
Actividades
Adolescentes
Alimentación
7 ideas de recetas para cocinar papillas de bebés con Thermomix
Necesidades nutritivas en la adolescencia
Consejos de alimentación
Alimentación infantil: 6 - 12 meses
Alimentación infantil: 1 - 3 años
Alimentación infantil: 4 - 10 años
Alimentación infantil: 11 - 14 años
Régimen nutricional equilibrado
Restaurantes de comida rápida
Bebés
Dibujos
Dibujos para colorear
Educación
Embarazo
Fiestas infantiles
Juegos para niños
Lectura infantil
Niños
Obesidad infantil
Padres
Parto
Salud infantil
Viajes

Necesidades nutritivas en la adolescencia


Adolescentes: necesidades nutritivas. AlimentaciónCon el principio de la pubertad, el crecimiento del adolescente se acelera. En cinco años, su peso puede incluso doblarse. Durante todo este período tiene necesidades muy específicas, particularmente de hierro y de calcio. Como padres, es importante continuar ofreciéndole referencias y velando por su alimentación, incluso si se opone a ellas o reniega de ciertas reglas, reacción clásica en esta etapa.

En la adolescencia: necesidades nutritivas específicas

La base de la alimentación de un adolescente permanece más o menos idéntica a la que tenía cuando era niño. Lo único que variará serán las porciones, que aumentarán al igual que el consumo privilegiado de ciertos alimentos. Pero es inútil eso de "comer como 4 para crecer bien". Una alimentación de calidad, variada, en cantidades adaptadas y una actividad física regular, bastarán para asegurar su crecimiento y su salud.

Durante todo el período de la adolescencia, las necesidades en calorías, proteínas, vitaminas y minerales aumentan. Pero demasiados adolescentes, sobre todo las chicas, tienen costumbres alimenticias que arrastran deficiencias, particularmente de calcio y de hierro.

La deficiencia de hierro es frecuente en la adolescencia, particularmente debido a las pérdidas propias de las reglas. Esta deficiencia es aún más frecuente si el adolescente consume poca carne o pescado. Esta falta puede acarrear anemia y, con ella, fatiga. Es recomendable pues comer carne, pescado o huevos una o dos veces al día. También son importantísimas las verduras, aunque el hierro que ellas contienen sea absorbido peor.

El calcio y la vitamina D, indispensables. La insuficiencia de aportaciones de calcio debilita los huesos y se corre el riesgo de favorecer una osteoporosis precoz. Es durante la infancia y la adolescencia que se debe formar un esqueleto sólido y después conservarlo, consumiendo regularmente alimentos que aportan calcio. Tampoco olvidemos la vitamina D, para la buena utilización del calcio por el cuerpo.

Comidas estructuradas y regulares. Tres comidas al día son importantes. Para que el adolescente no se salte el desayuno y no picotee todo la mañana, trata de tomar el desayuno con él para darle ganas de comer.




  © 2009 guia-padres.com - Información para padres y madres sobre embarazo, bebés, niños y adolescentes. Aviso legal - Contacto