Accesorios de bebés
Biberones
Bolsa cambiador
Bolsa para dormir
Calientabiberones
Chupetes
Cochecitos de bebés
Consejos sobre cochecitos
Dudas sobre cochecitos
Esterilizador de biberones
Hamaca de bebés
Portabebés
Silla de bici
Actividades
Adolescentes
Alimentación
Bebés
Dibujos
Dibujos para colorear
Educación
Embarazo
Fiestas infantiles
Juegos para niños
Lectura infantil
Niños
Obesidad infantil
Padres
Parto
Salud infantil
Viajes

Biberones


Accesorios de bebés: biberonesEl biberón es un accesorio de bebés indispensable. Éste está destinado a dar de beber al pequeño leche y agua. Aunque, conforme crezca, también le daremos a través de él incluso zumos. La elección del biberón es primordial pero podemos liarnos o confundirnos ante la lluvia de modelos y de formas que encontramos en el mercado. Lo más importante es encontrar un modelo que respete bien todas las normas de seguridad y que satisfaga todas las exigencias del bebé y de sus padres. Así, ambas partes estarán bien satisfechas.

Como ocurre con todos los accesorios de bebés, antes del modelo o las características del producto, lo primero es saber que éste cumple con la normativa europea que rige los artículos de puericultura. Esta señal garantizará la buena calidad del producto, así como una buena ergonomía. Es importante pues verificar que el biberón escogido respeta y cumple esta normativa.

Podemos encontrar biberones en dos materiales: plásticos o cristal. Ambos tienen pros y contras. Vamos a verlos:

Los biberones de plástico son perfectos para los niños más mayores ya que son prácticamente irrompibles y son muy ligeros. El inconveniente principal reside en que esta superficie es menos resistente a la esterilización y se amarillea poco a poco con cada lavado. Lo cual no quiere decir que esté aún sucio aunque lo parezca. En cuanto a los biberones de cristal, éstos son más fáciles de limpiar que los de plástico y son más resistentes a la esterilización. Este tipo de biberones son recomendables para los primeros meses de vida. Cuando el bebé crece, el modelo en vidrio se hace peligroso, sobre todo en caso de caída o cuando el bebé empieza a tomarse sólo su biberón.

Antes hemos hablado de los materiales, ahora hablemos de las diferentes formas de biberones, que son variadas:

Tenemos el biberón cilíndrico es el clásico. También podemos encontrar biberones de forma triangular, que permiten una buena prensión, son también bastante fáciles de limpiar y son muy estables, ya que no ruedan sobre sí mismos. Otro es el biberón acodado, inclinado 30 grados aproximadamente, que permite dar de beber al bebé con toda serenidad. Además, la tetina se rellena constantemente evitando que el niño trague aire. El inconveniente de este modelo reside en el hecho que este accesorio es bastante difícil de limpiar.

Seguimos con más biberones. El biberón ancho ofrece una apertura ligeramente ensanchada que da mayores facilidades a la hora de tragar. El biberón ergonómico a su vez posee formas diversas, pero todas ellas atractivas para el pequeño. Como vemos, diferentes tipos de biberones están a nuestro alcance. A nosotros elegir el más indicado.

Y terminaremos con un pequeño recordatorio de seguridad. Al calentar la leche siempre hay que comprobar antes su temperatura, sea cual sea el método por el que la hayamos calentado. Para hacerlo basta con dejar caer unas gotas de la leche sobre la cara interna de la muñeca. Esta piel es muy sensible y permitirá juzgar adecuadamente la temperatura de la leche.




  © 2009 guia-padres.com - Información para padres y madres sobre embarazo, bebés, niños y adolescentes. Aviso legal - Contacto