Accesorios de bebés
Actividades
Adolescentes
Alimentación
Bebés
Dibujos
Dibujos para colorear
Educación
Claves para educar con sentido del humor
Cómo despertar el interés de los pequeños por los idiomas
Cómo enseñar a tocar el piano a niños
Cómo enseñar inglés a los niños sin forzarlos
Cómo fomentar hábitos de organización en los niños
Cómo inculcar fuerza de voluntad en los niños
Cómo influye la conducta de los padres en los hijos
Consejos de educación
Consejos y rutinas para ayudar a nuestros hijos a estudiar
Las 5 mejores apps de control parental para Android
Trucos e ideas para ahorrar en la vuelta al cole
Disciplina
Celos entre hermanos
Mantenerse firme
Embarazo
Fiestas infantiles
Juegos para niños
Lectura infantil
Niños
Obesidad infantil
Padres
Parto
Salud infantil
Viajes

Cómo fomentar hábitos de organización en los niños


Cómo fomentar hábitos de organización en los niñosPara lograr que los niños adquieran unos buenos hábitos de organización resulta fundamental fomentar estas actitudes desde que son pequeños. En este artículo te contamos los mejores consejos y recomendaciones de nuestros expertos en educación infantil para que aprendas cómo fomentar los hábitos de organización en los niños.

Establecer rutinas

En primer lugar nuestros expertos nos recomiendan establecer unas rutinas concretas con los niños y repetirlas sistemáticamente utilizando un orden concreto en las diferentes actividades diarias para que los niños se acostumbren a él: por ejemplo, enseñarles que por la mañana nos levantamos y vamos al inodoro, después nos aseamos, nos vestimos y desayunamos, a continuación nos cepillamos los dientes y nos peinamos, cogemos la mochila del colegio que habremos preparado la noche anterior también como parte de la rutina y nos vamos al colegio.

Enseñarles sus responsabilidades

Por otro lado también resulta fundamental enseñarles a los peques sus responsabilidades, para lo que puede ser muy interesante una agenda como las que vemos en esta tienda especializada, ya que así podrán ir aprendiendo a apuntarse todas las cosas que tienen que hacer y a ir organizándose como los adultos. Es importante ir enseñándoles a hacerles responsables de sus cosas y asuntos, siempre teniendo en cuenta sus edades y capacidades porque sólo de esta forma los niños aprenderán a organizarse en su vida, en su hogar, en el trabajo y en su día a día en general.

Enseñarles como un juego

Resulta fundamental el enseñar siempre a los niños como si se tratase de un juego. Los peques tienen que ver que aprender el hábito del orden puede ser divertido. Que hacerse responsables de sus cosas puede ser entretenido. Que ordenar puede ser como competir de forma saludable (por ejemplo, animándoles a organizar su habitación compitiendo contra el tiempo y contra ellos mismos) y que incluso es posible organizar mientras, por ejemplo, escuchamos música y lo pasamos bien.

Tablas de tareas

Una alternativa ideal para enseñar a los niños sobre organización y responsabilidades pasa por establecer una tabla de tareas usando una pizarra, tabla o cartulina. Si los niños todavía no saben leer podemos usar imágenes o dibujos. Con esta lista los niños sabrán lo que tienen que hacer cada día y además nos ayudará a controlar sus progresos. Recomendamos además añadir incentivos dentro de la lista como por ejemplo que si el niño cumple la tarea de cada día durante la semana el fin de semana lo llevaréis al cine ya que de esta forma los pequeños estarán mucho más motivados y aprenderán a organizarse mejor.

Ayudarles a organizar sus espacios

A nivel de organización espacial recomendamos ayudar a los niños a que organicen bien sus pertenencias pero al mismo tiempo negociar siempre bien dónde quieren ubicar las diferentes cosas para que ellos también puedan opinar (ya que probablemente de esta forma les resulte más sencillo mantener su habitación ordenada). Lo mismo sucede con las tareas: podemos recomendarles un orden determinado, pero si por ejemplo nos dicen que prefieren merendar después de hacer los deberes en lugar de antes cómo nosotros les habíamos sugerido, debemos dejar que puedan organizar su tiempo ya que de esta forma será mucho más sencillo para ellos que la organización se convierta en un hábito agradable.

Cada cosa tiene su sitio

Por último, a la hora de enseñar a los niños a organizar es fundamental que aprendan que cada cosa tiene su sitio y cada actividad su momento. Es importante definir el lugar de cada cosa, al igual que establecer bien en la agenda cuando vamos a realizar cada tarea para poder organizarnos bien y optimizar el tiempo al máximo. Al principio les costará aprender estas cosas pero es importante enseñarles con los espacios de forma tranquila y con los recursos de tiempo a través de pequeños trucos como el uso de colores en la agenda u otros sistemas similares que les incentiven y les animen a mejorar su nivel organizativo poco a poco.




  © 2009 guia-padres.com - Información para padres y madres sobre embarazo, bebés, niños y adolescentes. Aviso legal - Contacto