Accesorios de bebés
Actividades
Adolescentes
Alimentación
Bebés
Dibujos
Dibujos para colorear
Educación
Embarazo
Etapas del embarazo
Fecha de ovulación
Guía básica sobre la fecundación in vitro
Infecciones vaginales por hongos durante el embarazo
Mejores zapatos para embarazadas
Primer mes del embarazo
Segundo mes del embarazo
Tercer mes del embarazo
Cuarto mes de embarazo
Quinto mes del embarazo
Sexto mes de embarazo
Séptimo mes del embarazo
Octavo mes del embarazo
Noveno mes del embarazo
Sexo del bebé
Alimentación y embarazo
Alimentos a evitar
Sobrepeso
Aborto natural
Fiestas infantiles
Juegos para niños
Lectura infantil
Niños
Obesidad infantil
Padres
Parto
Salud infantil
Viajes

Sexo del bebé


El sexo del bebé es un aspecto importante para algunos padres. De modo natural no existe ningún método 100% infalible o exacto. Sí existe un método muy fiable: la técnica de selección genética del embrión con posterior inseminación artificial. Aunque este método sólo está disponible como medio para evitar enfermedades que acompañan específicamente al sexo (ej. la hemofilia).

Pero como hemos dicho, "naturalmente" no existe ningún método 100 % fiable para lograrlo. Sólo hay pequeñas nociones que se aproximan a ello. Nosotros vamos a mostrártelas para que las puedas llevar a cabo si lo deseas.

El primero de ellos es el basado en la alimentación. Este método consiste en modificar el comportamiento alimenticio para crear un entorno que favorezca la procreación de un chico o de una chica. Con Potasio y Sodio en abundancia en la sangre, las posibilidades de engendrar un chico aumentan. En cambio, con una mayor presencia de Magnesio y Calcio en la sangre, es la niña la que tiene más posibilidades de engendrarse.

De todas maneras, para seguir este método es imprescindible pedir opinión y consejo a tu médico de cabecera. Un desequilibrio nutricional puede ser contraproducente para tu salud, por lo que hay que realizarlo bajo control médico.

El otro método está basado en el principio de que los espermatozoides determinan el sexo del niño. Los espermatozoides "varón" son veloces, aunque de duración corta, y los espermatozoides "hembra" tienen un desplazamiento más lento, aunque una duración más larga.

Partiendo de este principio, vemos que intentándolo bastante antes de la ovulación hay más posibilidades de engendrar una niña, mientras que haciéndolo muy próximo a la ovulación, las posibilidades de engendrar a un niño son mayores. Para realizar este método hay que conocer la fecha de ovulación, que aunque no es 100% exacta, puede servirte de orientación.




  © 2009 guia-padres.com - Información para padres y madres sobre embarazo, bebés, niños y adolescentes. Aviso legal - Contacto