Accesorios de bebés
Actividades
Adolescentes
Alimentación
Bebés
Dibujos
Dibujos para colorear
Educación
Embarazo
Fiestas infantiles
Juegos para niños
Lectura infantil
Niños
Obesidad infantil
Padres
Parto
Salud infantil
Viajes
6 mejores planes en familia para hacer en Burgos
Consejos para vender un coche usado
Guía de seguridad en el coche para niños
Los 7 mejores cruceros para niños
Los mejores hoteles para niños en España
Viajes por edades
Destinos de viajes
Viajes en avión
Cosas para el viaje
Viajes con bebés
Viajes en coche
Bebés en avión
Bebés en la playa
Campamentos de verano
Preparativos para campamentos

Bebés en la playa


Bebés en la playa: consejos para viajes a la playa con bebésYa han llegado esos maravillosos días estivales y nos marchamos a la playa. Pero debes pensar mucho en el bebé, en su salud y protegerle de las condiciones que allí va a encontrar, ya que no son del todo óptimas para él. Y es que el pequeño aún no dispone de las armas suficientes para luchar contra los grandes calores. En el siguiente artículo te mostraremos una serie de recomendaciones.

El organismo del bebé, sobre todo antes de alcanzar los 6 meses de edad, no es capaz de regular su temperatura, cuando la temperatura ambiente alcanza los 26° C. Es importante por tanto velar por el bebé con el fin de no llegar a un golpe de calor y a la deshidratación posterior. Ciertos signos pueden alertarle de que el pequeño está sufriendo un golpe de calor: el bebé no moja casi sus pañales, su fontanela tiende a ahuecarse, tiene fiebre y sudores, vomita,...

Con el fin de evitar un golpe de calor en el bebé, debemos tomar ciertas precauciones y seguir las siguientes recomendaciones:

- Nunca expongas al bebé a los rayos del sol sin protección máxima. Y aunque le pongas protección total, lo mejor es que no esté expuesto al sol. Y aunque esté debajo de una sombrilla, mucho cuidado y pónle protección. Los rayos del sol son peligrosos hasta debajo de una sombrilla por el brillo sobre la arena.
- Viste al bebé con trajes ligeros de algodón.
- Refresca al bebé muy regularmente mediante un pulverizador de agua (agua mineral) y dándole de beber a menudo.

Exposición al sol

Un bebé de menos de 6 meses no tiene ninguna defensa contra el sol. Su organismo no produce suficientemente melanina (pigmento protector responsable del bronceado). Incluso hasta los 3 años de edad el pequeño no es del todo preparado  para recibir los rayos ultravioletas que el sol distribuye. Por tanto, hasta esa edad es aconsejable que el bebé disfrute de la playa sólo en las horas en las que el sol no es demasiado fuerte (antes de las 11 de la mañana) y siempre con la cabeza cubierta con un gorro de algodón o una gorra de visera ancha. Esto debe hacerlo aunque el cielo esté cubierto, ya que el sol continúa difundiendo sus rayos nocivos para el pequeño a través de las nubes.

Cubre todas las partes visibles del cuerpo del bebé con una crema protectora de máxima protección y renuévala cada hora y después de cada contacto con el agua. Cuidado con las quemaduras de sol en los pequeños e incluso hasta la adolescencia, ya que son las responsables más grandes de la aparición ulterior de cánceres de piel.




  © 2009 guia-padres.com - Información para padres y madres sobre embarazo, bebés, niños y adolescentes. Aviso legal - Contacto