Accesorios de bebés
Actividades
Adolescentes
Alimentación
Bebés
Dibujos
Dibujos para colorear
Educación
Embarazo
Fiestas infantiles
Juegos para niños
Lectura infantil
Niños
Obesidad infantil
Padres
Parto
Salud infantil
Viajes
6 mejores planes en familia para hacer en Burgos
Consejos para vender un coche usado
Guía de seguridad en el coche para niños
Los 7 mejores cruceros para niños
Los mejores hoteles para niños en España
Viajes por edades
Destinos de viajes
Viajes en avión
Cosas para el viaje
Viajes con bebés
Viajes en coche
Bebés en avión
Bebés en la playa
Campamentos de verano
Preparativos para campamentos

Viajes en avión


Llegad temprano. Llegar con dos horas de antelación puede parecer exagerado, pero con las reforzadas medidas de seguridad, es necesario dejarse un poco de tiempo para encontrar la puerta de embarque, sobre todo si viajas con un niño, dos, tres... Ciertos aeropuertos tienen áreas de juegos cerca de las puertas de embarque, con el fin de que los niños gasten un poco de energía antes de embarcar. Puedes incluso pedir una autorización para un amigo o un pariente que podrá pasar con usted el punto de control y le acompañará hasta la puerta de embarque.

Si has cogido un billete de avión para el bebé, es aconsejable llevar un asiento para niño: es práctico para que los niños pequeños descansen allí cuando se duerman y es más descansado para los padres, que no tienen que llevar todo el tiempo al niño en brazos. Indícalo en el momento de la reserva y del registro, ya que los asientos para niños deben estar al lado de la ventana y no pueden estar instalados cerca de las salidas de emergencia.

Aprovechad el embarque prioritario. Ciertas compañías aéreas proponen a las personas que viajan con bebés o niños de corta edad, embarcarlas primero con el fin de darles más tiempo para instalarse en el avión. No seas tímido y cuando oigas la llamada para las personas en silla de rueda y niños no acompañados, acude a ella. Y si el agente olvida la llamada para los pasajeros prioritarios, preséntate delante de él y dile: "Viajo con niños menores de cinco años. Deseo ser prioritario. Creo que se olvidó llamar a los pasajeros prioritarios."

Consejos para viajes en avión con niños

Lleva una mochila. Es mucho más práctica que una bandolera para desplazarse por el estrecho pasillo del avión. Cosas que no debes olvidar meter en el equipaje de mano: libros para colorear o de pasatiempos, tentempiés (evita los dulces en niños sensibles a eso), un recipiente  vacío y\o una tetina (podrás comprar bebidas y zumo de frutas después de haber pasado el control de seguridad. El hecho de chupar puede disminuir los problemas de despresurización del despegue y del aterrizaje), una pequeña manta (no puedes saber los gérmenes que puedes encontrar en las mantas y las almohadas del avión), juguetes o un peluche (siempre es tranquilizador para el niño tener objetos familiares), ropa de recambio para él y para ti (si el niño se marea, siempre es bueno tener un recambio).

Cuando hagas la reserva, indica que viajas con un niño y que es imperativo que lo hagáis juntos. Desde el mismo registro, verifica que vuestros sitios están uno al lado del otro. No esperes estar en la puerta de embarque para tratar de cambiar los sitios, porque es muy probable que te encuentres en pasillo del avión, tratando de cambiar de sitio con otros pasajeros a los que puede molestar tu petición.




  © 2009 guia-padres.com - Información para padres y madres sobre embarazo, bebés, niños y adolescentes. Aviso legal - Contacto