Accesorios de bebés
Actividades
Adolescentes
Alimentación
Bebés
5 dispositivos que necesitan los padres primerizos
7 beneficios de los purificadores de aire para los bebés
Cómo deben ser los protectores de cuna del bebé
Cómo elegir pañales en función de la talla y el peso del bebé
Consejos de compras para el bebé antes del parto
Consejos para elegir los mejores pañales para tu bebé
Diferencias entre andador y correpasillos
Las 7 mejores sillas de paseo para bebé
Las mejores tartas de pañales para niñas
Mejores alimentos para el embarazo
Primer mes del bebé
Qué son los reductores de cunas y cómo usarlos
Qué son mejores los columpios o las hamacas para bebés
Regalos para bebés
Tipos de portabebés
Tronas de madera evolutivas
Segundo mes del bebe
Tercer mes del bebé
Cuarto mes del bebé
Quinto mes del bebé
Sexto mes del bebé
Séptimo mes del bebé
Octavo mes del bebé
Noveno mes del bebé
Décimo mes del bebé
Undécimo mes del bebé
Primer año del bebé
Bebés prematuros
Cuidados de un bebé prematuro
Tipos de leche de bebés
La lactancia
Accesorios de lactancia
Productos de calidad para tu bebé
Diversificación alimenticia
Paso a la cuchara
Introducción al vaso
Aprender a hablar
Dibujos
Dibujos para colorear
Educación
Embarazo
Fiestas infantiles
Juegos para niños
Lectura infantil
Niños
Obesidad infantil
Padres
Parto
Salud infantil
Viajes

Qué son los reductores de cunas y cómo usarlos


Qué son los reductores de cunas y cómo usarlosCuando nuestro hijo va a nacer, son muchas las preguntas que nos solemos hacer, estando muchas de ellas encaminadas a los productos de puericultura que va a necesitar en su crecimiento para mejorar su salud y también para conseguir darle más seguridad y protección en todo momento. Uno de estos elementos que se suele recomendar para mejorar su descanso y también para evitar ciertos accidentes son los reductores de cunas y en esta guía te vamos a dar todas las claves para que conozcas qué son y también cómo usarlos correctamente.

¿Qué es un reductor de cuna?

Tal y como su nombre indica, se trata de un producto que se usa para que el espacio en el que el niño duerme en la cuna sea más pequeño, es decir, se reduzca. Hay muchas personas que adquieren diferentes productos para el descanso de su bebé, desde el clásico moisés, pasando por la minicuna y terminando en la cuna. Los moisés están pensados para recién nacidos que no llegan a los tres meses, la minicuna llegará a los seis aproximadamente y la cuna puede ser usada incluso cuando llegan a los dos años. Al tener estas dimensiones la última descrita, cuando el bebé es muy pequeño, puede sentirse en un espacio muy amplio, sentir frío o incluso sentirse desprotegido, todo esto sin contar que si es muy inquieto por las noches, se moverá de un lado a otro y es posible que lo encuentres a los pies de la cuna, algo que puede ser peligroso si tienes muchas mantas o sábanas ya que podría asfixiarse.

Para evitar este problema, como también el hecho de comprar muchos productos que a los pocos meses tendrás que guardar o tirar, están los reductores de cuna, que se colocan sobre el colchón y que evitan, como nos comentan desde TodoBebes.Online que el bebé pueda moverse o incluso darse la vuelta sin que nosotros nos demos cuenta, protegiéndolo y creando un receptáculo más acorde con sus dimensiones y se sienta más a gusto, ya que le recordará a cuando estaba en el vientre materno, con ese espacio tan reducido pero que aporta calor y protección.

Los reductores de cuna cuentan con varias ventajas, entre las que se encuentra la anteriormente citada de reducir el espacio en la cuna, pudiendo también evitar que salga una parte de su cuerpo de la propia cuna, haciendo que duerma en una posición más cómoda y segura para su crecimiento, como también puede ser usado de otras maneras, ya que en el mercado podemos encontrarnos reductores que pueden ser usados incluso como cojín de lactancia, haciendo que dar el pecho o el biberón sean acciones mucho más sencillas y que hagan de este proceso que a veces es bastante complejo, en algo más cómodo.

Por otro lado, también ayuda, según el modelo que hayamos elegido comprar, a que pueda dormir en cualquier parte, ya que puede ocurrir que estemos en nuestro sofá y que prefiramos acostar al pequeño al lado nuestra, por lo que solo tendríamos que mover el reductor al sofá y colocar al bebé en el interior, pudiendo ver la tele o relajarte mientras estás cerca de tu hijo, sabiendo que, por mucho que se mueva, no se caerá de su sitio.

¿Cómo usar el reductor de cuna?

Es conveniente que sepas que muchas de las funciones del reductor de cuna no podrán utilizarse cuando haya pasado un par de meses. Es decir, cuando el menor ya ha crecido y la cuna es un lugar perfecto para dormir, no tendrás que colocárselo, sin embargo, el precio es mucho más económico que tener un moisés y una minicuna, por lo que estarás ahorrando bastante dinero. La utilización de igual modo es sencilla, ya que tan solo tendrás que colocarlo sobre la superficie de la cuna, sobre el colchón que ya tienes instalado y, en algunos casos, sobre todo en los de mayor calidad, tendrás que atar ciertos lazos a los barrotes de la cuna para que de esta manera no se pueda mover, aunque es algo muy improbable, aunque siempre se debe mirar por la seguridad del menor.

Por otro lado, en el caso de que ya sea algo mayor el uso de los reductores de cuna, como hemos comentado, puede variar y convertirse en un cojín de lactancia o incluso cuando ya duermen en su cuarto en una almohada cómoda, por lo que es un producto que nosotros recomendamos por su versatilidad.




  © 2009 guia-padres.com - Información para padres y madres sobre embarazo, bebés, niños y adolescentes. Aviso legal - Contacto