Accesorios de bebés
Actividades
Adolescentes
Alimentación
Bebés
Dibujos
Dibujos para colorear
Educación
Embarazo
Fiestas infantiles
Juegos para niños
Lectura infantil
Niños
Obesidad infantil
Padres
Parto
Salud infantil
Asma
Cómo elegir la mochila adecuada para un niño
Cómo proteger a los niños del sol correctamente
Cuidado umbilical y hernia umbilical
Marihuana para tratar el TDAH en niños
Bronquiolitis
Dislexia
Dolores de cabeza
Hemorragias nasales
Hiperactividad
La siesta
Remedios naturales
Sarampión
Varicela
Caries del biberón
Prevención de la caries
Cepillado dental
Miedo al dentista
Viajes

Bronquiolitis


Salud infantil: bronquiolitisLa bronquiolitis es una infección aguda de los pulmones de origen viral, que afecta sobre todo a bebés y a niños pequeños. Se caracteriza por una inflamación de los bronquíolos, que son los pequeños canales a continuación de los bronquios que conducen el aire a los alvéolos pulmonares.

Los niños que padecen bronquiolitis tienen una respiración difícil y silbante. Esta enfermedad forma parte de las cinco causas más frecuentes de hospitalización entre los niños de menos de dos años. Intervenir rápido es primordial ya que las complicaciones pueden ser serias. Otoño e invierno son las temporadas donde la bronquiolitis es más frecuente. El virus se transmite por las vías aéreas y puede ser transportado por objetos infectados, las manos, estornudos o secreciones nasales.

Síntomas

Signos precursores: Un resfriado con flujo nasal importante, estornudos, tos muy seca, ligera fiebre, falta de apetito,...

Durante los dos - cinco días siguientes: fiebre, tos seca y fuerte, respiración silbante, difícil y rápida, estrechamiento del pecho cuando el niño trata de respirar,...

Signos relacionados con una deshidratación. A veces, la enfermedad arrastra una deshidratación relacionada con el hecho que el niño tose demasiado para absorber líquido por la boca. En ese caso, el bebé puede mostrarse irritable, tener la lengua y los labios secos, llorar sin lágrimas e incluso dejar de orinar.

Signos de empeoramiento:
- más de 40 respiraciones por minuto.
- 200 pulsaciones cardíacas por minuto.
- Coloración azulada en la piel, uñas y labios, causada por la falta de oxígeno.
- Estertores sonoros (durante la inspiración se produce una sucesión de ruidos secos).

MEDIDAS PREVENTIVAS

Medidas de higiene

Hay, sobre todo, que evitar los riesgos asociados a la transmisión del virus por las manos o por el aire (toses, estornudos,...). He aquí unas simples medidas para prevenir:

  • Lavarse  a menudo y cuidadosamente las manos.
  • No exponer al niño al humo de cigarrillos, ya sea dentro de la casa o en lugares públicos.
  • No exponer al niño en presencia de personas infectadas. Aclarar que la estancia en la guardería aumenta de manera significativa el riesgo de ser infectado por el virus respiratorio de la bronquilitis. Además, si hay un período de epidemia, lo recomendable será no inscribir al niño en una guardería antes de la edad de seis meses para prevenir las formas graves de bronquiolitis.
  • Desinfectar diariamente los objetos (biberones, juguetes, utensilios de cocina, etc) y las superficies que están al alcance del pequeño.

Lactancia materna

Al igual que ocurre con la mayoría de las enfermedades infantiles, la lactancia materna le proporciona al niño los anticuerpos que no todavía no ha tenido tiempo de desarrollar pero que le son muy necesarios.




  © 2009 guia-padres.com - Información para padres y madres sobre embarazo, bebés, niños y adolescentes. Aviso legal - Contacto