Accesorios de bebés
Actividades
Adolescentes
Alimentación
Bebés
Dibujos
Dibujos para colorear
Educación
Embarazo
Fiestas infantiles
Juegos para niños
Lectura infantil
Niños
Obesidad infantil
Padres
Parto
Salud infantil
Asma
Cómo elegir la mochila adecuada para un niño
Cómo proteger a los niños del sol correctamente
Cuidado umbilical y hernia umbilical
Marihuana para tratar el TDAH en niños
Bronquiolitis
Dislexia
Dolores de cabeza
Hemorragias nasales
Hiperactividad
La siesta
Remedios naturales
Sarampión
Varicela
Caries del biberón
Prevención de la caries
Cepillado dental
Miedo al dentista
Viajes

Varicela


La varicela es una enfermedad benigna en la mayoría de los casos. Es un virus que se llama "varicela-zoster" que es responsable de esta enfermedad. Existe una vacuna contra la varicela. La varicela es una enfermedad infantil muy contagiosa. El virus se transmite por el aire de un individuo a otro desde el período de incubación. Pero también es contagioso mientras el niño con la enfermedad declarada.

La mayoría de los niños cogen la varicela en un período de epidemia. Es muy difícil evitarla. Después de haber estado enfermos, estos niños están protegidos contra la enfermedad para toda su vida ya que su organismo ha aprendido a producir anticuerpos antivaricela que lucharán contra el virus. Los niños que escapan de la varicela en la infancia pueden cogerla a la edad adulta, ya que no han sido inmunizados.

Salud infantil: varicela

Síntomas de la varicela

El niño presenta una fiebre generalmente moderada acompañada de la aparición de pequeños granos rojos, más o menos numerosos, que se transforman en burbujas, con un líquido claro en su interior. Estas burbujas se secan o forman costras que caen alrededor de los 5 días posteriores. Los granos aparecen primero sobre el tórax y luego se extienden sobre la cara y las extremidades.

Lo más engorroso de la varicela es el picor: los granos pican mucho y los niños tienden a rascarse. Los granos desaparecen sin dejar cicatrices excepto si el pequeño enfermo se rasca mucho o si las lesiones se infectan. La enfermedad dura alrededor de 15 días.

Durante la varicela, el médico prescribirá medicinas para reducir las burbujas: estas medicinas se llaman antihistamínicos. Probablemente también prescribirá un producto antiséptico que se aplica sobre los granos para evitar que éstos se infecten y dejen cicatrices. Por otra parte, una correcta forma de actuar de los padres es cuidar las uñas de los niños, cortándolas y vigilando que éstas permanezcan limpias. Así se reducirá el riesgo de herida si los pequeños se rascan, así como también el riesgo de infecciones.

Para proteger a las mujeres embarazadas, el mejor medio es la prevención, sabiendo que la mayoría de ellas ha superado la varicela durante su infancia. Cuando las madres primerizas consultan al médico por primera vez, éste les propone hacer un examen sanguíneo que se llama "serología" de la varicela para saber a ciencia cierta si ésta ha tenido la varicela en la infancia. Esto se hace para saber que la madre no tiene riesgo de coger el virus y transmitírselo al bebé.




  © 2009 guia-padres.com - Información para padres y madres sobre embarazo, bebés, niños y adolescentes. Aviso legal - Contacto