Accesorios de bebés
Actividades
Adolescentes
Alimentación
Bebés
Dibujos
Dibujos para colorear
Educación
Embarazo
Fiestas infantiles
Juegos para niños
Lectura infantil
Niños
Obesidad infantil
Padres
Parto
Salud infantil
Asma
Cómo ayudar a los niños a superar las fobias infantiles
Cómo elegir la mochila adecuada para un niño
Cómo proteger a los niños del sol correctamente
Cuándo debemos llevar a nuestros hijos al dentista por primera vez
Cuidado umbilical y hernia umbilical
Discalculia: qué es y cómo tratarlo
Marihuana para tratar el TDAH en niños
Primeros auxilios si nuestro hijo se ha pillado los dedos con una puerta
Bronquiolitis
Dislexia
Dolores de cabeza
Hemorragias nasales
Hiperactividad
La siesta
Remedios naturales
Sarampión
Varicela
Caries del biberón
Prevención de la caries
Cepillado dental
Miedo al dentista
Viajes

Primeros auxilios si nuestro hijo se ha pillado los dedos con una puerta


Los accidentes con puertas son más comunes de lo que pensamos. Prácticamente todos los niños sufrirán algún accidente de este tipo durante su infancia. Aunque la mejor clave para evitarlos es prevenirlos, si ya ha sucedido no entres en pánico y sigue las siguientes recomendaciones de primeros auxilios para socorrer a tus hijos si se han pillado los dedos con una puerta.

Revisa bien "el accidente"

Primero que nada, no te pongas tú más nervioso/a que tu hijo. Intenta calmarle y mira la herida para valorar su estado. Si se trata de un golpe pero no se ve ninguna herida abierta lo mejor que puedes hacer es ponerle la zona en la que se ha golpeado debajo de agua fría durante unos veinte minutos o ponerle frío con hielo o algún tipo de compresa durante diez o quince minutos.

Si hay herida

Por contra, si además de golpe el pequeño también se ha hecho una herida vas a tener que limpiarla primero que nada con antiséptico para que no se infecte. Después de esto pídele al pequeño que ubique su mano o su pie por encima del corazón ya que esta será la mejor forma de detener la sangre si todavía sigue saliendo. Además puedes poner también una tirita o algún tipo de gasa con esparadrapo durante las primeras horas para evitar que la herida le roce y también para prevenir que la hemorragia vuelva a activarse con el movimiento.

Golpe fuerte

Si el golpe ha sido muy fuerte, haya o no herida y el pequeño se queja muchísimo y no puede mover el dedo, después de ponerlo bajo el agua y parar la hemorragia en caso de que salga sangre recomendamos acudir a urgencias para valorar si de verdad el dedo está roto o hay algún tipo de contusión más grave. Si es así es importante que sea un profesional el que revise cuanto antes el estado del pequeño.

Cuidado con las uñas

Aunque, como nos aconsejan desde esta empresa de cerrajeros de Bilbao, la prevención es clave, si el accidente ya ha sucedido y no has podido hacer nada para evitarlo recomendamos revisar bien las uñas de los pequeños. Con este tipo de golpes es normal que la uña se vea muy afectada. Poco a poco se irá volviendo cada vez más morada hasta que se caiga. No hay que preocuparse porque es un proceso normal, pero si la uña se suelta directamente con el golpe también recomendamos ir a urgencias para que puedan quitarla de forma segura y profesional y limpiar muy bien la zona para dejarla bien aseada y que pueda estar como nueva y recuperada cuanto antes.

Normalmente en estos casos los médicos hacen una especie de punción en la zona del hematoma, con lo que al limpiarse la herida los niños dejan de sentir dolor y después les suturan la uña si se ha despegado. Si se cae la uña llévala al médico porque pueden volver a colocársela. Además es muy importante proteger después la zona de la uña para que la nueva uña no crezca deforme después.

Para calmar el dolor intenso

Si el golpe ha sido muy fuerte, como ya explicamos más arriba, recomendamos ir al médico u a urgencias de forma inmediata para que puedan aplicar el tratamiento más necesario. Si al pequeño le duele mucho pero no hay herida y puede mover bien los dedos pero no deja de quejarse no recomendamos darle medicación fuerte pero un ibuprofeno puede ser una buena idea, al menos en las primeras horas después del golpe, para aliviarle el dolor y que pueda sentirse mejor. El paracetamol también es una buena alternativa para tratar este tipo de problemas o accidentes.




  © 2009 guia-padres.com - Información para padres y madres sobre embarazo, bebés, niños y adolescentes. Aviso legal - Contacto