Accesorios de bebés
Actividades
Adolescentes
Alimentación
Bebés
Dibujos
Dibujos para colorear
Educación
Embarazo
Fiestas infantiles
Juegos para niños
Lectura infantil
Niños
Obesidad infantil
Padres
Parto
Salud infantil
Asma
Cómo ayudar a los niños a superar las fobias infantiles
Cómo elegir la mochila adecuada para un niño
Cómo preparar a los niños para ir al dentista
Cómo proteger a los niños del sol correctamente
Cuál es la mejor luz artificial para que estudien nuestros hijos
Cuándo debemos llevar a nuestros hijos al dentista por primera vez
Cuidado umbilical y hernia umbilical
Discalculia: qué es y cómo tratarlo
Gafas de sol para niños: consejos para elegir correctamente
Los 10 mejores deportes para niños de 4 a 12 años
Marihuana para tratar el TDAH en niños
Pautas para saber escoger el mejor colchón para los niños
Primeros auxilios si nuestro hijo se ha pillado los dedos con una puerta
Qué debes saber sobre las pruebas auditivas de diagnóstico en los niños
Qué hacer si nuestros hijos tienen cambios repentinos de carácter
Señales para detectar el acoso escolar
Bronquiolitis
Dislexia
Dolores de cabeza
Hemorragias nasales
Hiperactividad
La siesta
Remedios naturales
Sarampión
Varicela
Caries del biberón
Prevención de la caries
Cepillado dental
Miedo al dentista
Viajes

Cuándo debemos llevar a nuestros hijos al dentista por primera vez


¿Cuándo debemos llevar a nuestros hijos al dentista por primera vez?Hace años, se recomendaba que los padres llevasen a sus hijos al dentista cuando realizasen la primera dentición y ya tuviesen fuera todos los dientes de leche, algo que suele suceder entre los 30 y los 36 meses de edad.

En la actualidad, no obstante, se aconseja hacer la primera visita al odontólogo cuando al pequeño le salga el primer diente de leche o, en su defecto, durante el primer año de edad. Esto se debe a que, en cuanto le salga el primer diente, podrá empezar a desarrollar las conocidas como caries de biberón. Además, los estudios han demostrado que, dentro de los primeros tres años de vida, los dientes de los niños ya han sufrido algunos inocentes traumatismos que pueden afectar a su correcto crecimiento, por no hablar de que se pueden presentar problemas de oclusión dental como consecuencia de un mal hábito.

Por qué llevarles tan pronto al dentista

Lo primero que podemos decirte es que llevarles desde tan pequeños sin necesidad de esperar a que el niño presente su primera molestia dental, servirá para que nuestro hijo no desarrolle miedo por los odontólogos al asociarlo al dolor y a una mala experiencia.

Son muchos los beneficios de llevar a nuestros hijos al dentista en una edad temprana, no sólo evitarles traumas por asociacionismo. El odontólogo nos ayudará dándonos consejos de alimentación y hábitos de limpieza dental que colaborarán al correcto desarrollo dental de los más pequeños de la casa. Además, es importante que sepas que los niños con unos dientes sanos mastican y digieren mejor los alimentos sólidos, sonríen con más seguridad, se libran de aparatosas molestias y aprenden a hablar y vocalizar correctamente con una mayor facilidad.

En qué consiste la primera visita

Esta primera experiencia al dentista no será desagradable para tu pequeño, ya que difícilmente le causará dolor ni ningún otro tipo de molestia. En la clínica Dental Integral le harán una revisión tanto de los dientes como de las encías mediante una ligera palpación.

También se asegurará de vigilar que los maxilares y su mandíbula está desarrollándose en la forma en la que debería estar haciéndolo, sin alteraciones anormales del crecimiento. Por otro lado, examinará que la posición dental sea la más óptima, sin alteraciones causadas por un mal hábito de succión de pulgar o por el uso del chupete.

Después de todo esto, le lavará los dientes a tu pequeño y te explicará la forma correcta de hacerlo, para que puedas establecer un buen hábito y unas buenas pautas de limpieza dental.

Cómo limpiar los dientes y encías de nuestros hijos

Antes de que le salgan los dientes a nuestro pequeño, se recomienda pasarle una gasa humedecida con agua tibia por las encías, para retirar los restos de leche que se hayan podido quedar después de cada comida. Además, todos sabemos lo incómodos que están los bebés cuando comienzan el periodo de dentición, así que te recomendamos que les masajees con la gasa de manera circular las encías. De esa manera, conseguirás aliviar mínimamente su dolor.

Los dedales de silicona o látex con cerdas suaves se pueden utilizar a partir de la aparición de los primeros dientes, cuando las gasas serán insuficientes para cuidar la higiene bucal de nuestro pequeño. La pasta de dientes que te recomendamos es la que tiene una concentración de 1.000 ppm de flúor. Es importante que sepas que sólo tendrás que utilizar la cantidad equivalente a un grano de arroz.

¿Es importante cuidar de los dientes de leche?

Esta pregunta sobre la salud de los dientes temporales es una que suelen plantear muchos padres. Lo cierto es que es imprescindible cuidar de los dientes de leche de igual manera que lo haríamos con los dientes finales. A fin de cuentas, los primeros dientes temporales también pueden desarrollar caries o fracturarse, por lo que pueden ser la causa de muchas molestias para nuestros hijos si no nos los tomamos en serio, ya que pueden llegar a dañar al diente que vendrá después.

Como te hemos dicho antes, con los primeros dientes el niño aprenderá a vocalizar y hablar mejor, además de que servirán para una correcta masticación y deglución de los alimentos, por lo que la mejor opción es siempre cuidar de ellos.




  © 2009 guia-padres.com - Información para padres y madres sobre embarazo, bebés, niños y adolescentes. Aviso legal - Contacto