Accesorios de bebés
Actividades
Adolescentes
Alimentación
Bebés
Primer mes del bebé
Segundo mes del bebe
Tercer mes del bebé
Cuarto mes del bebé
Quinto mes del bebé
Sexto mes del bebé
Séptimo mes del bebé
Octavo mes del bebé
Noveno mes del bebé
Décimo mes del bebé
Undécimo mes del bebé
Primer año del bebé
Bebés prematuros
Cuidados de un bebé prematuro
Tipos de leche de bebés
La lactancia
Accesorios de lactancia
Diversificación alimenticia
Paso a la cuchara
Introducción al vaso
Aprender a hablar
Dibujos
Dibujos para colorear
Educación
Embarazo
Fiestas infantiles
Juegos para niños
Lectura infantil
Niños
Obesidad infantil
Padres
Parto
Salud infantil
Viajes

Quinto mes del bebé


Desarrollo de bebés. 5 mesesEl quinto mes es generalmente el mes del "buen humor" Si el bebé llora, será normalmente porque quiere llamar la atención y que se ocupen de él. El pequeño se habla sólo, hace ruiditos, mímica, grita de alegría, golpea,... Pero además de los sonidos, el bebé en esta época comenzará a pronunciar sílabas. Indefinibles, sí, pero algo de "palabras" son. Diviértete con él reproduciendo un sonido y viendo como intentará imitarlo. Cambia también las tonalidades. Divertido, el pequeño intentará hacer lo mismo.

Ya con cinco meses, podrás comenzar a descansar un poco por las noches porque, generalmente, ya empieza a hacer noches completas. Además, puede permanecer despierto durante dos horas consecutivas durante el día. Si el bebé no consigue dormir la noche entera, si está ansioso y angustiado, lo mejor es que consultes a un pediatra. Debes saber que la causa de estos "trastornos" son, la mayoría de veces, psicológicas: es posible, por ejemplo, que os precipitéis cada vez que llora, contribuyendo así a despertarlo, mientras que podría dormirse de nuevo sólo entre dos ciclos de sueño.

Todo le interesa, todo le intriga y todo parece divertirlo. La coordinación "ojo-mano" comienza a desarrollarse a fondo, por lo que es capaz de coger todo lo que está a su alcance, aunque a esta edad aún no es capaz de mantener dos objetos. Si se le acerca un segundo objeto mientras que ya tiene uno, dejará el primero antes de coger el segundo. También comienza a rodar de la posición boca abajo a boca arriba. O sea, de vientre a espalda. Al principio lo hará involuntariamente, pero rápidamente comprenderá que puede hacerlo voluntariamente y lo hará repetidamente.

Al peque le gusta arrastrarse por el suelo. Como ya hemos dicho, ha comenzado a alargar la mano hacia los objetos que desea coger. En cuanto los tiene, los mueve en todos los sentidos, lo que le sirve para aprender que un objeto sigue igual, aunque lo mueva y lo agite. Para continuar diversificándole sus sensaciones, puedes hacerle tocar objetos que proporcionan sensaciones variadas. Por ejemplo, puedes ponerle la mano sobre un cristal diciendo "frío" o sobre algo calentito, para que note el contraste. Existen libros que trabajan esas sensaciones y que harán mucho bien al pequeño. Puedes también dejarle oír sonidos de objetos de la casa, como las llaves por ejemplo.




  © 2009 guia-padres.com - Información para padres y madres sobre embarazo, bebés, niños y adolescentes. Aviso legal - Contacto