Accesorios de bebés
Actividades
Adolescentes
Alimentación
Bebés
Dibujos
Dibujos para colorear
Educación
Embarazo
Fiestas infantiles
Juegos para niños
Lectura infantil
Niños
Obesidad infantil
Padres
Parto
Salud infantil
6 consejos básicos para mantener una dentadura infantil perfecta
Asma
Beneficios de las mochilas con ruedas para niños en edad escolar
Cómo ayudar a los niños a superar las fobias infantiles
Cómo elegir la mochila adecuada para un niño
Cómo preparar a los niños para ir al dentista
Cómo proteger a los niños del sol correctamente
Consejos y tips para perfumar a niños y bebés
Cuál es la mejor luz artificial para que estudien nuestros hijos
Cuándo debemos llevar a nuestros hijos al dentista por primera vez
Cuidado umbilical y hernia umbilical
Discalculia: qué es y cómo tratarlo
Gafas de sol para niños: consejos para elegir correctamente
Los 10 mejores deportes para niños de 4 a 12 años
Marihuana para tratar el TDAH en niños
Niños con pérdida auditiva: guía básica para padres
Pautas para saber escoger el mejor colchón para los niños
Primeros auxilios si nuestro hijo se ha pillado los dedos con una puerta
Qué debes saber sobre las pruebas auditivas de diagnóstico en los niños
Qué hacer si nuestros hijos tienen cambios repentinos de carácter
Qué tener en cuenta si nuestro hijo es diabético
Señales para detectar el acoso escolar
Bronquiolitis
Dislexia
Dolores de cabeza
Hemorragias nasales
Hiperactividad
La siesta
Remedios naturales
Sarampión
Varicela
Caries del biberón
Prevención de la caries
Cepillado dental
Miedo al dentista
Viajes

Qué tener en cuenta si nuestro hijo es diabético


Qué tener en cuenta si nuestro hijo es diabéticoLa diabetes es una enfermedad que afecta a una gran cantidad de personas, independientemente de la edad que tengan. Da igual si la persona es adulta o es un menor, aunque como sabrás, los niños suelen tener una afición extrema por los dulces, así que el caso se complica un poco más ya que debes asegurarte que las comidas de tu pequeño no contengan azúcares —al menos azúcares procesados— y que vaya con cuidado.

En este artículo te proponemos una serie de consejos que debes tener en cuenta si tu hijo es diabético y cómo ayudarle a que lleve una vida normal y corriente sin ningún sobresalto. Te lo explicamos con más detalle, a continuación.

Ayúdalo a entender

Lo primero que debes hacer, si es el caso de que tu hijo ha sido diagnosticado con diabetes, es ayudarle a entender de qué se trata y que no lo vea como un problema que le afecta en su día a día. La diabetes suele generar varios sentimientos en los pequeños, muchos de ellos sienten sensación de aislamiento —al tener que acudir a la clínica de vez en cuando para llevar a cabo los análisis—, así como depresión, negación, miedo e, incluso, culpa y ansiedad. Debes hacer entender a tu hijo que se trata de un problema común, que afecta a otros muchos niños más. Así mismo, es conveniente que hagas todo lo posible para que no se sienta diferente.

Busca sustitutos al azúcar

Sabemos que tu hijo no podrá tomar azúcar, al menos no en las mismas cantidades que otros menores. Ayúdale a elegir un sustituto que le guste más y que no le genere problemas para su salud. Ello ayudará a que tu hijo no se sienta diferente y a que se sienta a gusto, independientemente de la enfermedad.

Utiliza un glucómetro

Es importante que conozcas la concentración de glucosa en sangre para saber si tu pequeño puede tomar azúcar o no —en ocasiones especiales—. Un glucómetro te permitirá conocer la cantidad de glucosa en la sangre sin necesidad de acudir a una clínica. El glucómetro te permitirá saber, así mismo, si los niveles de azúcar precisan de una inyección de insulina o no para controlar el azúcar en sangre —sea del tipo 1 o del 2, cuando los medicamentos orales no son suficientes—.

En https://www.glucometro.net/ puedes encontrar una gran cantidad de glucómetros de diferentes marcas dependiendo y al mejor precio para poder conocer en todo momento cuáles son los niveles de azúcar que tiene el pequeño.

Habla con el personal del centro educativo

Es esencial, así mismo, que el personal del centro educativo esté informado sobre la situación excepcional de tu hijo, sobre todo, si necesita quedarse en el centro a la hora de comer. En cualquier caso, tanto el personal de cocina, como los maestros o directivos del centro deben saber la situación del menor para que, en caso de un bajón de azúcar, sepan cómo actuar.

Informa a tu hijo de cómo actuar

Dependiendo de la edad que tenga, y la madurez, será conveniente que informes a tu hijo como todo lo que necesita saber para estar bien y no sufrir ninguna bajada o subida de azúcar. Así mismo, es conveniente que le expliques cómo llevar a cabo las mediciones de azúcar en sangre a través de los glucómetros, así como que le enseñes a cómo aplicar las inyecciones de insulina y en qué lugares. Tu hijo debe tener la capacidad suficiente para poder reaccionar en caso de que perciba que no se encuentra bien, ya que los tratamientos son inmediatos y los efectos se detienen casi al instante.

No lo sobreprotejas

Quizá sientas la necesidad de sobreprotegerlo, pero se trata de que tu pequeño no se sienta diferente al resto y no sufra ninguna alteración emocional. Por este motivo, es importante que cuente con toda la información para que sepa exactamente qué le ocurre y qué es lo que tiene que hacer. Aún así, debes estar atento/a para que tu pequeño haga caso a las indicaciones y no haga ninguna travesura. Lo más importante de todo esto es que tu hijo esté sano y seguro y que no se sienta fuera de lugar o diferente a causa de la enfermedad.




  © 2009 guia-padres.com - Información para padres y madres sobre embarazo, bebés, niños y adolescentes. Aviso legal - Contacto