Accesorios de bebés
Actividades
Adolescentes
Alimentación
Bebés
Dibujos
Dibujos para colorear
Educación
Embarazo
Fiestas infantiles
Juegos para niños
Lectura infantil
Niños
Obesidad infantil
Padres
Parto
Salud infantil
Asma
Cómo ayudar a los niños a superar las fobias infantiles
Cómo elegir la mochila adecuada para un niño
Cómo preparar a los niños para ir al dentista
Cómo proteger a los niños del sol correctamente
Cuál es la mejor luz artificial para que estudien nuestros hijos
Cuándo debemos llevar a nuestros hijos al dentista por primera vez
Cuidado umbilical y hernia umbilical
Discalculia: qué es y cómo tratarlo
Gafas de sol para niños: consejos para elegir correctamente
Los 10 mejores deportes para niños de 4 a 12 años
Marihuana para tratar el TDAH en niños
Pautas para saber escoger el mejor colchón para los niños
Primeros auxilios si nuestro hijo se ha pillado los dedos con una puerta
Qué debes saber sobre las pruebas auditivas de diagnóstico en los niños
Qué hacer si nuestros hijos tienen cambios repentinos de carácter
Señales para detectar el acoso escolar
Bronquiolitis
Dislexia
Dolores de cabeza
Hemorragias nasales
Hiperactividad
La siesta
Remedios naturales
Sarampión
Varicela
Caries del biberón
Prevención de la caries
Cepillado dental
Miedo al dentista
Viajes

Señales para detectar el acoso escolar


Señales para detectar el acoso escolarA pesar de que el acoso escolar siempre ha existido, la verdad es que el problema es cada vez más grande. Para ponerle fin lo antes posible, es importante reconocer las señales que el menor pueda mostrar. Si notas algo raro, puede ser un buen momento para poder reaccionar a tiempo y evitar que el acoso pueda ir a más. Tu hijo es lo más importante, por lo que no hay que tener miedo a reaccionar a la hora de protegerlo contra el acoso escolar. Y es que hay que recordar que en la gran mayoría de casos el menor intentará tapar el problema por miedo a posibles consecuencias.

Signos que nos pueden mostrar acoso escolar

Un signo que muestra que algo raro está pasando son los cambios de humor. Si notas que tu hijo siempre ha sido un niño alegre, pero notas que cuando va al colegio llega triste y ansioso, la probabilidad es que tenga algún problema en el colegio. Como nos recomiendan desde esta agencia de detectives privados de Toledo, nada más notar estos síntomas es importante hablar con el menor. El objetivo es que tenga confianza y nos cuente el problema. En ocasiones el problema no es acoso escolar, pero lo importante es que nos cuente cual es el problema para intentar ponerle solución lo antes posible y evitar que vaya a más.

Otro síntoma que puede mostrarnos que algo no va bien es la caída del rendimiento escolar. El miedo hará que el niño no se pueda concentrar en sus estudios y en consecuencia su rendimiento escolar baje de manera importante. Recuerda, también el amor puede influir en sus notas, por lo que una vez más te recomiendo hablar con el menor para intentar averiguar cuál es el problema de esa caída en las notas.

Un síntoma claro que puede mostrarnos que el niño puede estar siendo sometido a acoso escolar es si nunca se ha quejado de ir al colegio y de golpe comienza a decir frases como “el colegio es una mierda” o intenta buscar excusas para evitar no ir al colegio.

Hay que recordar que el acoso escolar provoca que el niño o la niña se pueda sentir intimidada y en consecuencia se encuentre en un estado de angustia. Normalmente esto se suele traducir en la pérdida de apetito, aunque en algunos niños puede provocar el estado contrario, es decir, puede que quiera estar continuamente comiendo.

Un niño siempre tiene que estar feliz y contar con una autoestima elevada para poder disfrutar de un desarrollo adecuado. Se ha demostrado que un niño que sufre acoso escolar es un niño que no puede disfrutar de un desarrollo adecuado. En este tipo de casos, lo más común es que comience a verse como una persona débil y que no puede hacer frente a nada. Por este motivo, es importante prestar mucha atención a las frases que usa el niño, ya que puede estar diciéndonos de manera encubierta que está siendo sometido a acoso escolar. Presta atención a tu hijo y podrás sacarle del problema con mayor antelación.

Otro síntoma muy común de acoso escolar es que el niño llegue con las cosas rotas a casa o directamente se las quiten. Todos los niños tienen sus riñas, pero si el niño no quiere explicarte lo que ha sucedido, lo más seguro es que esté sufriendo bullying y en consecuencia no tenga fuerza para contarte el problema. Por supuesto, siempre tienes que fijarte que el niño no intente ocultar posibles heridas o moratones provocados por el abusador.

El comportamiento autodestructivo también puede ser síntoma de estar sufriendo acoso escolar.

Y recuerda, el problema puede venir dado por internet y no por el colegio. Si notas que el comportamiento cambia cuando tu hijo usa internet y sobre todo las redes sociales, entonces el acoso puede ser online. En este caso los daños no serán físicos, sino que serán psicológicos. Para evitar este tipo de acoso, es importante ver si el niño tiene cambios de conducta al recibir mensajes o al acabar de navegar por las redes sociales.

Si notas estos síntomas y ves que el menor no termina de reaccionar para solucionar el problema, entonces tendrás que tomar medidas para evitar que sigan acosando a tu hijo. Si no tienes claro cómo reaccionar, solicita ayuda profesional que te asesore para ayudar al niño de la mejor manera posible.




  © 2009 guia-padres.com - Información para padres y madres sobre embarazo, bebés, niños y adolescentes. Aviso legal - Contacto