Accesorios de bebés
Actividades
Adolescentes
Alimentación
Bebés
Dibujos
Dibujos para colorear
Educación
Embarazo
Fiestas infantiles
Juegos para niños
Lectura infantil
Niños
30 frases de cumpleaños para un hijo
5 beneficios de la chía para bebés y niños
Beneficios de contar cuentos a los niños
Beneficios del patinaje en los niños
Cómo enseñar a escribir sin faltas de ortografía
Cómo enseñar a nuestros hijos a colorear
Cómo escoger las mejores alfombras infantiles
Cómo fotografiar niños y bebés con los mejores resultados
Consejos para comprar los regalos de Navidad
Consejos para mejorar la letra de los niños
Consejos para reducir el miedo al dentista en niños
Inglés para niños
Juguetes infantiles
Juguetes para niños
Los 5 mejores hoteles para niños de España
Problemas ortopédicos más comunes
Razones para no comprar auriculares baratos para niños
Recomendaciones para ir de crucero con niños
Significado de soñar con niños
Uso de apps educativas para aprender y entretener
Vuelta al cole
Apoyo escolar
Fotos de niños
Niños y mascotas
Actividades extraescolares
Etapa de preguntas
Beneficios del deporte en los niños
Deporte: desarrollo psicológico
Fútbol
Esquí
Equitación
Artes marciales
Obesidad infantil
Padres
Parto
Salud infantil
Viajes

Consejos para mejorar la letra de los niños


Consejos para mejorar la letra de los niños¿Cómo lograr que nuestros pequeños posean una caligrafía perfecta? A lo largo de la educación primaria y secundaria, esta tarea se convierte en una de las más importantes dentro de la formación del niño, una en la que no solo necesitaremos paciencia y dedicación, sino también contar con la orientación adecuada. Apóyate en estos consejos básicos para que tu pequeñín cuente con una letra legible y hermosa en poco tiempo.

No descuides la postura

Una niño encorvado o demasiado inclinado en la mesa tendrá más problemas para escribir que un niño que mantiene su espalda recta y la vista a una distancia prudencial. Del mismo modo, asegúrate que el cuaderno se encuentre ligeramente inclinado hacia la mano con la que escribe, mientras la extremidad contraria se apoya sobre la mesa sujetando el papel. Verás que su caligrafía mejora en poco tiempo.

Cómo sujetar el lápiz

Este es otro punto que muchas veces descuidamos. Durante el ejercicio de la escritura, el lápiz o bolígrafo debe tomarse entre el dedo índice y pulgar, apoyando levemente el dedo corazón sobre la superficie del papel o el cuaderno. Este aspecto es crucial para lograr una letra adecuada, debiendo ser corregido tantas veces como sea necesario hasta que el pequeño se habitúe.

Atento a los trazos

Las letras guardan una forma específica, caracterizada por giros y enlaces espaciados y legibles. Tan importante como corregir la posición del lápiz, es también la grafía de las letras. Esto se logra con abundante ejercitación, y sobre todo, mucha paciencia.

¿Lápices o bolígrafos?

Algunas personas prefieren el uso de bolígrafos, pero lo cierto es que los lápices requieren de un esfuerzo adicional para escribir, algo que influye en la ejercitación de los músculos de la mano. Además, con los lápices se podrá borrar y corregir aquellos trazos fallidos o deficientes. Si deseas animar su estudio y sus horas de escritura, apuesta por lápices divertidos como los que puedes encontrar en lapicespersonalizados24.com.

La elección del cuaderno

De por sí, los cuadernos de caligrafía en la educación primaria incluyen pautas especiales que contribuyen al desarrollo de la escritura en el niño. No obstante, existen hojas como las de cuadritos que pueden entorpecer su caligrafía, e incluso, desorientarlos. Las pautas dobles han demostrado ser bastante útiles (aunque algunas experiencias demuestran que el niño puede sentirse agobiado por un espacio tan reducido), pero por lo general, basta con un formato de una sola línea para orientar la caligrafía y mejorarla.

Práctica la autocrítica

Si el niño ha concluido el ejercicio desfavorablemente, pídele que lea en voz alta lo que acaba de escribir. Cuando los pequeños se enfrentan a su propia escritura pueden comprobar por ellos mismos si lo han hecho bien o mal. Durante los estudios colectivos, el intercambio de tareas también suele ser efectivo para que los niños revisen el trabajo de sus compañeros y detecten los fallos cometidos (fuente: kidshealth.org).

Ejercicios de superación

En la parte superior de una hoja escribe una oración breve y asegúrate que las palabras incluyan tantas letras diferentes como sea posible. Ahora, indícale al niño que repita debajo la misma oración, y una vez que concluya, señálale con un lápiz de diferente color aquellos trazos deficientes o ilegibles. Pídele que repita nuevamente la oración corrigiendo los errores detectados, vuelve a repetir el ejercicio de corrección hasta que haya dominado por completo la oración. Más información aquí.

Por último, mucha dedicación

Durante los cursos primero y segundo de la educación primaria, la caligrafía es un aspecto esencial en la formación del niño. Dedica al menos quince minutos diarios a esta actividad, y por supuesto, respeta el ritmo de aprendizaje del niño. Con una hoja que realice al día es suficiente, y si se equivoca no le regañes severamente, del mismo modo en que es aconsejable celebrar sus logros y progresos. Recuerda, mucha paciencia.




  © 2009 guia-padres.com - Información para padres y madres sobre embarazo, bebés, niños y adolescentes. Aviso legal - Contacto