Accesorios de bebés
Actividades
Adolescentes
Alimentación
Bebés
Dibujos
Dibujos para colorear
Educación
Embarazo
Fiestas infantiles
Juegos para niños
Lectura infantil
Niños
30 frases de cumpleaños para un hijo
5 beneficios de la chía para bebés y niños
Beneficios de contar cuentos a los niños
Beneficios del patinaje en los niños
Cómo enseñar a escribir sin faltas de ortografía
Cómo enseñar a nuestros hijos a colorear
Cómo escoger las mejores alfombras infantiles
Cómo fotografiar niños y bebés con los mejores resultados
Consejos para comprar los regalos de Navidad
Consejos para mejorar la letra de los niños
Consejos para reducir el miedo al dentista en niños
Inglés para niños
Juguetes infantiles
Juguetes para niños
Los 5 mejores hoteles para niños de España
Problemas ortopédicos más comunes
Razones para no comprar auriculares baratos para niños
Recomendaciones para ir de crucero con niños
Significado de soñar con niños
Uso de apps educativas para aprender y entretener
Vuelta al cole
Apoyo escolar
Fotos de niños
Niños y mascotas
Actividades extraescolares
Etapa de preguntas
Beneficios del deporte en los niños
Deporte: desarrollo psicológico
Fútbol
Esquí
Equitación
Artes marciales
Obesidad infantil
Padres
Parto
Salud infantil
Viajes

Consejos para reducir el miedo al dentista en niños


Consejos para reducir el miedo al dentista en niñosSi tienes un hijo que tiene que ir al dentista para poder disfrutar de una dentadura perfecta, pero ves que tu hijo tiene miedo y se niega a realizar la visita, en este artículo te vamos a mostrar una serie de trucos que te ayudarán a que tu hijo visite al dentista sin tanto miedo.

Lleva al dentista a tu hijo desde bebé

En muchas ocasiones el miedo proviene porque el niño no está acostumbrado a visitar al dentista desde pequeño. Puedes estar seguro de que si tu hijo ve al dentista como algo normal, no tendrá ningún tipo de miedo a la hora de visitarlo.

Un ejemplo claro lo podemos ver en el pediatra. Como los niños están acostumbrados al médico de toda la vida, entonces ya no tienen miedo en visitarlo. Haz lo mismo con el dentista y verás como tu hijo perderá rápidamente ese miedo. Es más, puede que nunca lo tenga.

No uses al dentista como amenaza

Uno de los grandes errores que comente muchos padres es amenazar a sus hijos con ir al dentista. Esto les crea un miedo interior sin fundamento el cual sale a la luz cuando realmente tienen que realizar la visita al profesional para mejorar su salud bucal.

El dentista tiene que ser vista como un profesional divertido el cual dará a tu hijo un premio si se porta bien. Si hablas con naturalidad del dentista, tu hijo comenzará a verlo como algo normal y perderá ese miedo. Y recuerda, no le hables de las malas experiencias que puedas haber vivido de joven en el dentista. Siempre habla de lo bueno para que vea al dentista como una figura a la cual no hay que tener miedo.

Visita al dentista con anterioridad

Según nos recomiendan desde dentistasen.es es importante llevar al pequeño al dentista con anterioridad a la intervención. Así tu hijo se podrá dar cuenta de que el profesional no le va a hacer nada malo y no va a sufrir nada.

Y no tengas miedo de llevar a tu hijo o hija al dentista cuando tengas que realizarte una revisión o cualquier tipo de intervención. Así podrá ver que el dentista no hace ningún tipo de daño y por ello perderá el miedo. No hay nada mejor que les ayude a perder el miedo que ver a uno de sus padres sentado y recibiendo un tratamiento. Si ve que los padres no tienen miedo, los hijos tampoco lo tendrán. Es más, en muchas ocasiones el miedo de los niños es trasmitido por los propios padres.

No mientas a tu hijo

Es importante que no mientas a tu hijo y le cuentes la verdad. Le tienes que contar que es lo que le van a hacer.

También le debes comentar que puede que le duela un poco, pero que este dolor es muy pequeño y durará muy poco tiempo. Si tu hijo sabe lo que le van a hacer irá con más confianza.

Visita a un dentista que trate a niños

Una buena solución puede ser la de visitar a un dentista que trate a otros niños. Este tipo de dentista sabrá cómo tratar a tu hijo. Si tu hijo se siente bien tratado, perderá el miedo y las siguientes visitas las realizará sin problemas. Por ejemplo, un buen dentista premiará a tu hijo con un pequeño regalo si se porta bien. Además, le dirá que es todo un valiente… si tu dentista es bueno sabrá cómo tratar a tu hijo para evitar que pueda volver a tener miedo en futuras visitas.

Y recuerda, si tu hijo ve en la consulta a otros niños, se sentirá más seguro.




  © 2009 guia-padres.com - Información para padres y madres sobre embarazo, bebés, niños y adolescentes. Aviso legal - Contacto