Accesorios de bebés
Actividades
Adolescentes
Alimentación
Bebés
Dibujos
Dibujos para colorear
Educación
Embarazo
Fiestas infantiles
Juegos para niños
Lectura infantil
Niños
Obesidad infantil
Padres
Beneficios de aprender programación
Claves para enseñar a escribir con buena letra
Cómo mejorar la a seguridad de los niños en casa
Cómo plastificar un libro
Consejos para ahorrar en la Vuelta al Cole
Consejos para enseñar a nadar a nuestros hijos
Consejos para viajar con bebés y niños
Cultivos hidropónicos
Guía para mejorar la seguridad en la habitación de tus hijos
Las mejores cámaras de fotos para niños
Planes divertidos con niños en Lanzarote
Prevención de accidentes domésticos
Relación entre la prolactina y la infertilidad
Relaciones sexuales después de ser padres
Tipos de custodias e impacto en los niños
Internet seguro
Contratar una canguro
Segundo hijo
Los deberes
Caprichos infantiles
Bicicleta en familia
Inculcar la lectura
Niños superdotados
Signos de niños superdotados
Características de los niños superdotados
Parto
Salud infantil
Viajes

Cómo plastificar un libro


Cómo plastificar un libro¿Te gustaría aprender a plastificar un libro de forma sencilla y sin complicaciones? Te contamos cómo plastificar un libro en algunos sencillos pasos tanto con el forro clásico como con otros métodos realmente eficientes. Sigue leyendo para aprender a proteger los libros de forma sencilla con nuestras prácticas indicaciones para forrar libros.

Pasos para forrar un libro

Si lo que quieres es forrar un libro de forma clásica, como por ejemplo los libros del colegio de los niños o algún tipo de manual debes empezar extendiendo siempre el forro en una superficie lisa prestando mucha atención en que no se arrugue.

A continuación debes colocar encima el libro, que siempre debe quedar dentro del forro. Es decir, el forro debe salir por fuera de todos los bordes de las dos tapas del libro al menos dos dedos.

Después tienes que proceder a doblar el forro que sale por fuera hacia adentro y a pegarlo más o menos por la mitad. A partir de aquí puedes o bien cortar el forro desde la punta del lomo del libro e ir dándole la forma de la cubierta o bien con el libro abierto cortar el forro sobrante. Después tendrás una especie de lengüetas que deberás pegar por dentro del libro.

Cómo forrar libros sin adhesivo

Si quieres prescindir del papel plastificado y prefieres usar otro tipo de forro existen muchas opciones como el papel clásico o una especie de forro no adhesivo que existe que es una especie de funda con los que podrás forrar tus libros sin adhesivo. Se trata de una forma interesante de reutilizar libros sin tener que llenarlos de adhesivos ni arriesgarte a forrarlos mal y que les salgan burbujas. En este caso te recomendamos colocar la portada y la contraportada en este forro o funda que se quiera usar y pegarlo con celo o con la tela adhesiva si el producto cuenta con ella por dentro de la solapa de los libros adaptando la funda a su medida (fuente).

Cómo plastificar tapas de libros

Para plastificar tapas de libros debes extender el forro en cualquier superficie lisa para que no salgan arrugas. A partir de aquí debes ubicar el libro encima teniendo en cuenta que el forro salga al menos dos dedos por debajo de las tapas. Ahora puedes proceder a doblar el forro que sale por los bordes que son más largos y a pegarlo por dentro de las tapas con mucho cuidado de que no salgan arrugas.

Después cierra el libro y desde el extremo del lomo del libro traza un ángulo aproximado de cuarenta y cinco grados y corta el forro. Así podrás darle la forma ideal de la cubierta y que el forro no salga después por encima de las tapas cuando lo cierres.

Cómo forrar libros sin burbujas

Por último, seguro que una de las cosas que más te molesta cuando forras un libro es que salgan burbujas. A continuación te presentamos algunos sencillos pasos para lograr forrar cualquier tipo de libro sin hacer burbujas.

Lo primero que debes hacer es extender bien el plástico, forro o material que vayas a usar para forrar el libro de forma práctica en la mesa en la que estés trabajando. No despegues todavía el adhesivo pero coloca el libro encima del plástico para poder recortar bien el papel y que quede a una medida adecuada.

En este punto resulta muy importante asegurarte de dejar el espacio suficiente para doblar de forma práctica las pestañas del forro hacia la parte de adentro de la portada del libro y de la contraportada de libro. Asimismo, deja siempre un dedo o dos dedos de espacio.

Cuando ya hayas hecho estos pasos puedes proceder a despegar el plástico de las esquinas del forro y a pegar el plástico al libro que vas a forrar dejando siempre para adentro la pestaña para pegar. Ahora con las yemas de los dedos tendrás que ir pegando poco a poco el plástico con mucha calma para evitar que se hagan burbujas. A continuación pega una única parte para poder pegar de forma eficaz hacia la parte de dentro la pestaña.

Asimismo, cuando ya hayas pegado bien la pestaña podrás seguir despegando el plástico que quede y continuar pegándolo en el libro de forma sencilla con el dedo. Finalmente bastará con recortar las zonas sobrantes y pegar las pestañas del forro por dentro del libro. Si has seguido bien estos pasos y haces lo mismo después con el otro lado una vez tengas bien forrada la portada conseguirás pegar el forro a la perfección sin que te quede ni una sola burbuja.




  © 2009 guia-padres.com - Información para padres y madres sobre embarazo, bebés, niños y adolescentes. Aviso legal - Contacto