Accesorios de bebés
Actividades
Adolescentes
Alimentación
Bebés
Dibujos
Dibujos para colorear
Educación
Embarazo
Fiestas infantiles
Juegos para niños
Lectura infantil
Niños
Obesidad infantil
Padres
6 ventajas de portear a tu bebé
Beneficios de aprender programación
Cierres de seguridad, ¿necesarios o sobreprotegemos a nuestros hijos?
Claves para enseñar a escribir con buena letra
Cómo compaginar tu negocio online con la familia
Cómo influyen los colores de la habitación en el desarrollo de los niños
Cómo mejorar la a seguridad de los niños en casa
Cómo plastificar un libro
Cómo se calcula la indemnización en accidentes de tráfico con niños
Consejos de seguridad para patinetes eléctricos de niños
Consejos para ahorrar en la Vuelta al Cole
Consejos para comprar un detergente para la ropa de bebé adecuado
Consejos para enseñar a nadar a nuestros hijos
Consejos para viajar con bebés y niños
Control parental: claves para que tu hijo utilice los chat de forma segura
Cultivos hidropónicos
Educación pública y privada: ventajas y desventajas
Guía de chupetes: materiales, formas, normativa y consejos
Guía para mejorar la seguridad en la habitación de tus hijos
Ideas de regalos para toda la familia
Las mejores cámaras de fotos para niños
Los 5 mejores cierres de seguridad para puertas
Los 5 mejores regalos de cumpleaños para padres
Planes divertidos con niños en Lanzarote
Prevención de accidentes domésticos
Qué hacer si tu hijo encuentra vuestros juguetes sexuales
Relación entre la prolactina y la infertilidad
Relaciones sexuales después de ser padres
Tipos de custodias e impacto en los niños
Tips de seguridad infantil para el uso de bañeras y duchas
Tips efectivos para quitar las manchas de los niños de las camisetas
Internet seguro
Contratar una canguro
Segundo hijo
Los deberes
Caprichos infantiles
Bicicleta en familia
Inculcar la lectura
Niños superdotados
Signos de niños superdotados
Características de los niños superdotados
Parto
Salud infantil
Viajes

Cómo se calcula la indemnización en accidentes de tráfico con niños


Cómo se calcula la indemnización en accidentes de tráfico con niñosLos menores de edad y los niños también tienen derecho a percibir una indemnización en caso de accidente de coche. En este artículo te contamos cómo calcular la indemnización en accidentes de tráfico con niños de la mano de los mejores expertos.

Indemnización en accidentes de tráfico con niños

Desde el 2016 los menores de catorce años y también los incapacitados tienen derecho al cien por cien de la cantidad que les corresponde por al accidente independientemente de la culpa que tengan en el siniestro. Hasta el 2016 para calcular la cantidad de las indemnizaciones se solía tener en cuenta cómo había intervenido el lesionado en el accidente, reduciendo la indemnización si los niños habían sido responsables (por ejemplo, si no llevaban el cinturón o si los habían atropellado por cruzar la calle por dónde no tocaba o por ir en bicicleta por una zona prohibida).

En la actualidad todo esto ha cambiado y aunque los niños sean los culpables del accidente siguen teniendo derecho a cobrar la indemnización porque han sufrido lesiones de todas las formas. Esta indemnización tampoco se reduce si la víctima ha tenido algo que ver en el resultado de la lesión tras el accidente (por ejemplo por ir en una moto sin casco o llevar el cinturón desabrochado) y la aseguradora contraria no pude reclamar en contra de los tutores legales ni de los padres de los menores con lo que sin duda se trata de una ley que protege en gran medida a los niños en caso de accidente para que estos puedan salir adelante lo antes posible.

Para que se entienda mejor el supuesto pasamos a ejemplificarlo con un caso real. Con la normativa anterior a 2016, si cualquier niño o menor de catorce años era atropellado en la calle porque cruzaba de repente para recoger un balón de fútbol, el niño no tenía indemnización ya que toda la culpa era para el pequeño al haber cruzado la calle de forma imprudente.

En cambio, desde 2016 y como vemos aquí explicado de forma eficiente, si el mismo niño cruza la calle y tiene el mismo tiempo de accidente podrá recibir una indemnización por todas las lesiones que ha sufrido ya que tiene derecho a percibirla aunque el accidente al completo haya sido culpa suya.

Sin duda se trata de una reforma positiva que busca reforzar a las víctimas más vulnerables, que son los niños menores de catorce años y también a sus familias, que pueden quedar en situación de desamparo tras este tipo de fatídicos accidentes si no cuentan con los recursos económicos ni emocionales adecuados para hacer frente a este tipo de accidentes.

Cabe reseñar que hay algunas excepciones a esta nueva normativa. En primer lugar, por sorprendente que parezca esta normativa solamente se aplica a menores de catorce años e incapacitados que tengan lesiones temporales o secuelas tras un accidente de tráfico, pero no tiene nada que decir en caso de muerte de los menores.

Por otro lado, si los menores actúan de forma intencionada para producirse los daños y esto puede probarse de forma real tampoco tendrán derecho a recibir la prestación.

Asimismo, si los menores van conduciendo un vehículo a motor (cosa que es ilegal) en el momento de que tenga lugar el accidente sin duda tampoco tendrán derecho a recibir ningún tipo de prestación. Se trata por tanto de una buena normativa a ojos de los expertos ya que equipara el ámbito penal y el civil en el tratamiento de menores de catorce años al unir la inimputabilidad penal y la irresponsabilidad civil.

Por supuesto cabe reseñar que este tipo de indemnizaciones se cobran a partir de los padres o tutores para que sean estos los encargados de administrarla de forma eficiente en favor de la víctima hasta que ésta sea mayor de edad. En caso de padres divorciados la Ley establece que la prestación la gestionará el progenitor que tenga la guarda y custodia de su hijo.




  © 2009 guia-padres.com - Información para padres y madres sobre embarazo, bebés, niños y adolescentes. Aviso legal - Contacto